Google Carboard, primeras impresiones

Probablemente hayas oído hablar de las Google Cardboard. La Realidad Virtual está a la vuelta de la esquina, es el ‘next big thing’, según vemos por todas partes. Parece que los grandes nombres de la industria están inmersos en una carrera para posicionarse con ventaja en lo que se espera que sea la siguiente revolución en el campo de las nuevas tecnologías, que inundará campos tan diversos como el entretenimiento, la educación, la publicidad, etc.

Por lo que hemos visto hasta ahora, respecto al hardware hay dos segmentos claramente diferenciados, la gama alta y la opción económica. En el primero destacan Samsung, Oculus Rift o HTC, con rumores de que Apple y Microsoft preparan productos similares, mientras que en el segundo el fabricante mas avanzado es Google con sus Google CardBoard. Estas opciones parecen replicar los ecosistemas existentes en los dispositivos móviles, donde Apple opta por productos exclusivos de gran prestigio y Google por opciones para todos los bolsillos. En mi caso, siendo desarrollador Android, he decidido hacerme con una CardBoard para iniciarme en el desarrollo de aplicaciones de Realidad Virtual, y en este post os doy mis primeras impresiones al respecto.

Siguiendo su política ‘open source’ (discutible, pero eso para otro día), Google publicó los planos con los que cualquiera puede construirse su propio modelo de CardBoard. Existen ya multitud de fabricantes que producen modelos compatibles con el estándar de Google. Yo por mi parte elegí el fabricante alemán ZAAK, en concreto el modelo Dark Shader UV2. Aunque durante el tiempo que estuve esperando que me llegaran (2 semanas desde Alemania, me parece demasiado), he encontrado fabricantes en España, con lo que te llegan antes y te ahorras los gastos de envío.

El kit llega perfectamente embalado, y las gafas son muy sencillas de montar. Son de una única pieza de cartón, sólo es necesario doblar los laterales y presionar los velcros para que conserve la forma. Este modelo no lleva correa de sujección, algo que para un uso prolongado es recomendable.

google cardboardgoogle cardboard

El siguiente paso es instalar la aplicación oficial Cardboard de Google Play, para cargar en el móvil los ajustes propios del modelo de Cardboard que tengas. Además tiene demos, enlaces a aplicaciones de Google (recomiendo empezar probando la cámara en la calle o el parque).

Y que tal se ve? Pues si has estado alguna vez en el cine viendo una película en 3D, ya te haces una idea. Si no, te llevarás una sorpresa: la sensación de inmersión tridimensional está muy conseguida, apoyada por el audio (tengo pensada una serie de artículos sobre el audio en esto de la realidad virtual, para mas adelante) estéreo. El móvil que he utilizado en las pruebas es un HTC One M7, supongo que con modelos recientes la sensación es aún mejor. Lo bueno de este móvil es que tiene doble altavoz estéreo frontal, con lo que la sensación espacial del audio queda bastante realista.

En resumen, creo que Google Cardboard es la opción perfecta para iniciarse en el mundo de la realidad virtual, y un paso natural en la evolución de un desarrollador Android (por cierto, también se dice que Google planea una variante de Android específica para realidad virtual, veremos…). En artículos siguientes hablaré de los primeros pasos con Android Studio y Unity3D en el desarrollo para Cardboard. Suscríbete para recibir alertas de nuevos artículos. Hasta pronto,

Pedro Gonzalez